Por qué debería contratar un seguro al viajar

Durante unas vacaciones, nadie está libre de sufrir la rotura de una pierna o ser víctima de un virus. Aunque se traten de unos pocos días, siempre existe esa posibilidad. De ahí que no sea una mala opción contratar un seguro de viaje en nuestra correduría de seguros de Madrid, que además de protección médica también nos cubrirán ante otros imprevistos.

Cuando me resultará útil el seguro

Le puedes sacar mucho partido al seguro de viajes ante la cancelación de un vuelo, si sufres el robo de una cámara o si precisas de algún tipo de medicamento en el extranjero. Eso sí, antes de contratar nada es preciso que revises con atención la letra pequeña de cualquier seguro, ya sea de una aerolínea, agencia u hotel.

A continuación te mostramos las principales coberturas de un seguro de viaje:

  • Gastos médicos por accidente o enfermedad.
  • Regreso antes de tiempo y desplazamiento de acompañantes.
  • Envío de medicamentos y objetos personales desde el lugar de origen.
  • Asistencia por robo, pérdida y demora de equipaje.
  • Reembolso de gastos de anulación de viaje no iniciado.
  • Responsabilidad civil obligatoria.

Debes saber que hay una serie de motivos por los que las aseguradoras no protegen a los usuarios. Por lo general no cubren los percances originados durante la participación de actividades de aventura, como pueden ser puenting, barranquismo, paracaidismo, etc. En ese caso, comprueba que la empresa encargada de la actividad disponga de seguro.

Tampoco es habitual que estén cubiertos los incidentes en los que haya drogas o alcohol de por medio.

El periodo de cobertura de un seguro de estas características va desde las 00:00 horas del día que se inicia el viaje hasta las 23:59 del día que finaliza. Es necesario que incluyas todo el tiempo, desde que sales de casa hasta que efectúas el regreso para que en los traslados también cuentes con esa protección.

Por qué debería contratar un seguro al viajar